Buscar

Proyecto Utopía de Yucatán, a.c.

Bienvenidos

Autor

proyectoutopiadeyucatan

Gran cadáver exquisito en Homenaje a 100 años de Juan Rulfo: NOS HAN DADO LA TIERRA

NOS HAN DADO LA TIERRA

Después de tantas horas de caminar sin encontrar ni una sombra de árbol, ni una semilla de árbol, ni una raíz de nada, se oye el ladrar de los perros.

Uno ha creído a veces, en medio de este camino sin orillas, que nada habría después; que no se podría encontrar nada al otro lado, al final de esta llanura rajada de grietas y de arroyos secos. Pero sí, hay algo. Hay un pueblo. Se oye que ladran los perros y se siente en el aire el olor del humo, y se saborea ese olor de la gente como si fuera una esperanza.

Pero el pueblo está todavía muy allá. Es el viento el que lo acerca.

Hemos venido caminando desde el amanecer. Ahorita son algo así como las cuatro de la tarde. Alguien se asoma al cielo, estira los ojos hacia donde está colgado el sol y dice: (Juan Rulfo. El llano en llamas).

“El único camino que has de recorrer es el camino hacia la introspección”. Con los ojos cristalizados, por primera vez comprendió que la búsqueda de un lugar es la búsqueda de uno mismo. Sollozando, decidió dejar todo y. emprender un viaje hacia lo desconocido, buscando entre el aire hirviendo y la tierra que sufre al agrietarse por la sequedad, buscando una persona, un lugar, algo que al encontrarlo, lo haga saber que encontró un reflejo de sí mismo.

De pronto, en el horizonte, distorsionado por el calor abrasador, pudo percibir un destello de vida, algo que le resultaba familiar, no distinguía si era una cabaña o tan solo una pila de escombros pero la incertidumbre era tal que le arrastraba anulando el cansancio de sus doloridos pies y la incomodidad de sus saladas lagrimas que se colaban en las agrietadas comisuras de sus labios, siguió avanzando para encontrarse con aquella lucida semblanza que solo de lejos imaginó, era real; alzo la cabeza, abrió los ojos y su voz traspasó. Eran los pequeños fragmentos de lo que un día fue su sitio favorito sobre la tierra. Al percatarse del lugar donde se encontraba, su alma sollozó; sin buscar nada, encontró todo. Encontró al pequeño que algún día fue. Y se vio allí, sentado en la cima de los escombros, como si fuera el rey del mundo; pero algo andaba mal no emanaba felicidad de sí. Y eso le atormentó.

Atormentado y afligido, miró a su alrededor, y cerrando los ojos intentó traer al presente aquella felicidad de antaño, sin embargo, no pudo. Al abrir los ojos ese pasaje de desolación sólo le ponía triste, recostó la cabeza en uno de los escombros, mirando al cielo, pensando en todo lo que lo hacía feliz, y finalmente lo recordó.

Recordó aquella vez en la cual en su mayor momento de necesidad, esa persona tan importante para él, lo miró, se acercó y le ofreció su apoyo incondicional, diciéndole: “El camino difícil en ocasiones es el único que te lleva a la meta, así que debes seguir adelante”.

Ese recuerdo le devolvió parte del ánimo que necesitaba, por lo que decidió ponerse de pie mientras, internamente, tomaba la decisión de levantarme y seguir adelante, nunca poner la mirada hacia el suelo, levantar el orgullo que tengo, nunca dejarme vencer por las adversidades y así poder seguir adelante para…

(Autor colectivo)

Anuncios

Gran cadáver exquisito en Homenaje a 100 años de Juan Rulfo: EL HOMBRE

EL HOMBRE

Los pies del hombre se hundieron en la arena dejando una huella sin forma, como si fuera la pezuña de algún animal. Treparon sobre las piedras, engarruñándose al sentir la inclinación de la subida; luego caminaron hacia arriba, buscando el horizonte. (Juan Rulfo. El llano en llamas)

Cada paso era más y más liberador, ¿quién diría que los pies descalzos serían tan buenos caminantes?, en su imaginación las marchas finales eran solemnes y santas, en su realidad se encontraba cubierto de sudor, arena y una quemazón en la espalda cortesía del sol que no aminoraba. Pasaban las horas y seguían sin recibir ayuda. Los tiburones ya acechaban hambrientos y, la sed se tornaba más insaciable. De pronto una ola gigante los arrastra hasta una isla tropical paradisiaca. Ahí descubren que hay una sociedad secreta en donde no es necesario trabajar para vivir. La vida ahí es solo para disfrutar entre cocos y manglares.

¿Es esto lo que con tantas ansias buscaba? ¿Aquello que le esperaba del otro lado del horizonte? Era verdad que aquel lugar era un paraíso inigualable, pero cada paso que daba dentro de ese sitio le alejaba más de su destino, y al mismo tiempo le acercaba, vagando sin rumbo, dejando huir de quien nunca fue.

Sin embargo, no todo es gozo en esa isla, faltaba por descubrir qué clase de sociedad secreta era aquella! ¿Desde cuándo habitaban ahí? ¿Cómo habían llegado hasta allá? Las preguntas empezaron a surgir. Pero más tarde se dio cuenta que la lluvia de preguntas que le invadían los pensamientos no reflejaban más que temor hacia lo desconocido. En su lugar se apresuró por seguir adelante en aquél territorio desconocido, con la esperanza de encontrar cosas que quizás nunca había visto en su vida.

Y así fue, encontró paisajes hermosos que nunca antes había visto, animales extraños que le causaban curiosidad pero, sin embargo, no se atrevía a acercarse por temor. Luego se percató de una cueva a lo lejos. La entrada era grande y se aproximó a ella. Al entrar era fresca y pensó que sería un buen lugar para tomar un descanso y tal vez pasar la noche. Acomodándose junto a una de las paredes, hecho una especie de ovillo por la fría sensación del piso contra su cuerpo, se dispuso a reposar. Apenas podía cerrar los ojos, pues se sentía inseguro, agobiado por toda la información que su cerebro trataba de procesar: nuevos sitios, nuevas criaturas, nuevas experiencias aturdían sus sentidos. Se sentía sobrecogido.

Al paso de las horas le era imposible dormir, comenzaba a delirar, el lugar se comenzaba a tornar un tanto peligroso debido a sus pensamientos, sentía que alguien estaba al acecho, ¿acaso era alguien de la sociedad secreta? No se atrevió a salir, pues llegó a sentirse amenazado, es así que entre pensamientos se quedó dormido. Al amanecer, la luz solar le dio agallas para salir de aquella cueva, y es entonces que se percata que la isla ya no era más lo que al principio vio, así que debía buscar la forma de salir de ahí y regresar a la vida con obligaciones. Mismas que lo encerraba en una libertad limitada, aquellas que antes de dormir le atormentaban y le impedían gozar de una vida tranquila, acaso el vivir sin preocupaciones ya no era su sueño más anhelado, ahora que lo tiene cuál es el siguiente paso. Al parecer él quiere regresar a aquella vida que detestaba ¿por qué?

Quizá es lo que él necesitaba, quizá es lo que él quería, sólo él conocía la respuesta, pero estaba confundido, desesperado, en su interior, él sabía que jamás tendría una vida tan feliz y sencilla como la que tenía en la isla, lo cual le parecía desconcertante, pues a pesar de haber conseguido algo increíble, ya no lo quería.

(Autor colectivo)

Gran cadáver exquisito en Homenaje a 100 años de Juan Rulfo: EL DÍA DEL DERRUMBE

EL DÍA DEL DERRUMBE

—Esto pasó en septiembre. No en el septiembre de este año sino en el del año pasado. ¿O fue el antepasado, Melitón?
—No, fue el pasado.— Sí, si yo me acordaba bien. Fue en septiembre del año pasado, por el día veintiuno. Óyeme, Melitón, ¿no fue el veintiuno de septiembre el mero día del temblor?
—Fue un poco antes. Tengo entendido que fue por el dieciocho.
—Tienes razón. Yo por esos días andaba en Tuzcacuexco. Hasta vi cuando se derrumbaban las casas como si estuviera m echas de melcocha; nomás se retorcían así, haciendo muecas y se venían las paredes enteras contra el suelo. Y la gente salía de los escombros toda aterrorizada corriendo derecho a la iglesia dando de gritos. Pero espérense. Oye, Melitón, se me hace como que en Tuzcacuexco no existe ninguna iglesia. ¿Tú no te acuerdas? (Juan Rulfo. El Llano en llamas).

¿Cómo? No te acuerdas, el polvo te entraba por los orificios de la nariz y se mezclaba con la saliva, dabas por sentado que se había derrumbado la iglesia.
Ahora recuerdo, la iglesia, los sábados daban desayunos para los niños que solo miraban al cielo esperando que caigan frambuesas, en esa iglesia se casó mi hijo el mayor.
¿Cómo se nos puedo olvidar?

A veces pienso que los temblores juegan al derrumbe y escogen el mes de septiembre, en broma siete, en la actualidad nueve. En ese juego de fechas buscan la confusión del calendario para hacerse presente, sin nombrarse pero saben hacerse presente. El hombre les teme, los guarda en su memoria innecesariamente porque su astucia la rebasa.

El hombre se siente entonces superado. Así que comienza a buscar la manera de defenderse. Al despertar, ve una gran devastación en una ciudad de la tierra. Comienza a darse cuenta entonces que no estamos solos en el mundo.

Aquel día las personas tomaron sus precauciones, lo que antes era sólido termino siendo polvo, ¿qué provocó gran devastación? Si no estamos solos en el mundo, ¿Nos volverá a pasar unos años más tarde? Las cosas han cambiado, pero quizás no a nuestro favor. El mundo ha tomado lo que le pertenece y debe tener un nuevo comienzo ¿Pero qué es lo que debemos hacer para ser parte del nuevo comienzo? No queda más que esperar una oportunidad de absolución. El ser paciente puede traer consigo grandes beneficios. Las oportunidades pueden llover en cualquier momento, muchas de estas más claras que otras, sin embargo, depende del hombre aprovecharlas. Muchas de estas se desperdician sin necesidad alguna.

(Autor colectivo)

Centros de acopio en Yucatán

Compartimos información sobre centros de acopio en la ciudad de Mérida para apoyar a las personas afectadas por el reciente sismo en la Ciudad de México, Puebla y Morelos.

Conoce más información en el siguente link: http://yucatan.com.mx/merida/ciudadanos/centros-acopio-yucatan-damnificados-sismo

21557768_10155817910283923_7875038980926480141_n

 

Gran cadáver exquisito en Homenaje a 100 años de Juan Rulfo: Día del cuento

INVITACIÓN

Este año Proyecto Utopía de Yucatán, A.C. se une a la celebración del Día del cuento, en el que varios colectivos, asociaciones e instituciones se unen para festejar este fantástico género de la literatura. En homenaje al centenario del narrador mexicano Juan Rulfo (1917-1986), te invitamos a participar este 25 de septiembre en el juego de creación colectiva “Gran cadáver exquisito en Homenaje a los 100 años de Juan Rulfo: Día del cuento”.

¿QUÉ ES UN “GRAN CADÁVER EXQUISITO”?

El “Gran cadáver exquisito” es una actividad artística inventada por los poetas surrealistas de principios del siglo XX, que consistía en realizar un texto literario o una imagen a partir de la participación de varias personas, las cuales continuaban de manera secuenciada la creación del anterior participante a partir de sus últimas líneas o trazos. El resultado era un fascinante texto o dibujo colectivo.

¿CÓMO PARTICIPAR EN EL JUEGO?

El 25 de septiembre, Proyecto Utopía iniciará desde la mañana la escritura colectiva de varios cadáveres exquisitos en nuesto evento de Facebook, así como esta página blog proyectoutopiadeyucatan.wordpress.com, a partir de las primeras líneas de algunos de los extraordinarios cuentos del Llano en llamas de Juan Rulfo.

Los usuarios de la red podrán participar continuando la escritura de los cuentos, agregando algunas líneas de su creación (máximo 5 líneas). Al finalizar el día, Proyecto Utopía dará a conocer los cadáveres exquisitos completos.

Podrá participar todo público interesado en este juego creativo, siempre y cuando mantenga el respeto y las reglas del juego.


Te invitamos a leer los cadáveres exquisitos que resultaron de la escritura colectiva de numerosos participantes:


dia del derrumbe

EL DÍA DEL DERRUMBE
(Juan Rulfo. El Llano en llamas)

—Esto pasó en septiembre. No en el septiembre de este año sino en el del año pasado. ¿O fue el antepasado, Melitón?
—No, fue el pasado.— Sí, si yo me acordaba bien. Fue en septiembre del año pasado, por el día veintiuno. Óyeme, Melitón, ¿no fue el veintiuno de septiembre el mero día del temblor?
—Fue un poco antes. Tengo entendido que fue por el dieciocho.
—Tienes razón. Yo por esos días andaba en Tuzcacuexco. Hasta vi cuando se derrumbaban las casas como si estuviera m echas de melcocha; nomás se retorcían así, haciendo muecas y se venían las paredes enteras contra el suelo. Y la gente salía de los escombros toda aterrorizada corriendo derecho a la iglesia dando de gritos. Pero espérense. Oye, Melitón, se me hace como que en Tuzcacuexco no existe ninguna iglesia. ¿Tú no te acuerdas?

¡Continúa leyendo este cuento!


el hombre

EL HOMBRE
(Juan Rulfo. El llano en llamas)

Los pies del hombre se hundieron en la arena dejando una huella sin forma, como si fuera la pezuña de algún animal. Treparon sobre las piedras, engarruñándose al sentir la inclinación de la subida; luego caminaron hacia arriba, buscando el horizonte.

¡Continúa leyendo este cuento!


nos han dado la tierra

NOS HAN DADO LA TIERRA
(Juan Rulfo. El llano en llamas)

Después de tantas horas de caminar sin encontrar ni una sombra de árbol, ni una semilla de árbol, ni una raíz de nada, se oye el ladrar de los perros.

Uno ha creído a veces, en medio de este camino sin orillas, que nada habría después; que no se podría encontrar nada al otro lado, al final de esta llanura rajada de grietas y de arroyos secos. Pero sí, hay algo. Hay un pueblo. Se oye que ladran los perros y se siente en el aire el olor del humo, y se saborea ese olor de la gente como si fuera una esperanza.

Pero el pueblo está todavía muy allá. Es el viento el que lo acerca.

Hemos venido caminando desde el amanecer. Ahorita son algo así como las cuatro de la tarde. Alguien se asoma al cielo, estira los ojos hacia donde está colgado el sol y dice:

¡Continúa leyendo este cuento!

 

Entrada destacada

Concurso de fotoliteratura “La foto salió movida”

Este año Proyecto Utopía de Yucatán, A.C., Foro Cultural Restaurante Amaro y Colectivo Viva la foto, se unen para celebrar el cumpleaños 103 del escritor argentino Julio Cortázar con el Concurso de fotoliteratura “La foto salió movida”. Este concurso es una invitación al público general,  lector de la literatura de Cortázar, fotógrafo profesional o amateur, interesado en interpretar el relato breve “La foto salió movida” a través de una imagen fotográfica de su autoría.

Cuento imagen

Conocido novelistas, cuentista, ensayista, autor  de la célebre novela Rayuela, así como de reconocido cuentos y prosa breve, Julio Cortázar también fue un fotógrafo aficionado. Inquieto por la imagen, Cortázar hizo de su prosa un viaje visual donde las palabras abran los ojos de sus lectores.

Siguiendo el ejercicio creativo de Cortázar, el presente concurso invita a los participantes a realizar una fotografía inspirada en el cuento “La foto salió movida”, acompañada de un título alusivo a ella, y enviarla a más tardar el 26 de agosto al correo proyectoutopia.yuc@gmail.com

Las mejores 10 fotografías serán expuestas el lunes 28 de agosto a las 19:00 horas en Restaurante Amaro, en el marco de la conmemoración del nacimiento de Cortázar. El primer lugar recibirá un ejemplar de la obra del autor argentino y na cena para dos personas en Restaurante Amaro. El Segundo y tercer lugar recibirán una constancia de reconocimiento.

Convocatorio 26

Biblioteca humana Yucatán: Todos tenemos una historia que contar

Este año, en el marco de la FILEY, Proyecto Utopía de Yucatán, A.C. realizará la “Biblioteca humana Yucatán: Todos tenemos una historia que contar”. Los invitamos a acompañarnos los días 14 y 16 de marzo de 19:00 a 20:50 horas en el Centro de Convenciones Siglo XXI (Uxmal 2, Salón “Rosario Castellanos”).

Seguir leyendo “Biblioteca humana Yucatán: Todos tenemos una historia que contar”

Lectura colectiva vs. Totalitarismos (Read-in de Hannah Arendt o la búsqueda de una sociedad organizada)

Romina España Paredes

Texto realizado en el marco de la convocatoria global del “read-in” #AnthReadIn -inspirado en los “sit-in” y “teach-in” de las protestas por los derechos civiles y en contra de la intervención de Estados Unidos en Vietanam- sobre la obra Los orígenes del totalitarismo de Hannah Arendt, llevado a cabo el 17 de febrero de 2017.

“Una vez que abandonaron su país, quedaron sin abrigo; una vez que abandonaron su estado, se tornaron apátridas; una vez que se vieron privados de sus derechos humanos, carecieron de derechos y se convirtieron en la escoria de la tierra.”

[Hannah Arendt. Los orígenes del totalitarismo, 1951]

El totalitarismo posee la irrevocabilidad de un juicio final, lo que la pensadora de origen judío Hannah Arendt (1906-1975) definió como “un juicio no formado por Dios ni por el diablo, sino considerado más bien como la expresión de una irremediable y estúpida fatalidad” (385). Con estas palabras nos recuerda, en su célebre ensayo “La decadencia del Estado Nación y el final de los derechos del hombre”, cómo el totalitarismo fue una fuerza avasalladora que arrasó con la proclamada “civilización europea”.

Seguir leyendo “Lectura colectiva vs. Totalitarismos (Read-in de Hannah Arendt o la búsqueda de una sociedad organizada)”

Taller Aprendiendo a ser pareja

Este taller vivencial está dirigido a  novios, esposos o amantes que desean mantener o mejorar su relación de pareja. Será impartido por la Mtra. Silvia Paredes Guerrero, especialista en psicología clínica con experiencia en terapia y consejo psicológico de parejas e individual, así como en el campo de la docencia.

Objetivo:   Proporcionar herramientas  para una mayor comprensión de uno mismo y de su pareja, así como de estrategias para mejorar y elevar el nivel de comunicación, empatía y disfrute pleno de la relación.

Metodología del taller vivencial: Consiste en desarrollar durante las sesiones ejercicios de crecimiento personal y de pareja poniendo en el centro las experiencias propias, las  interpretaciones y percepciones personales, así como  las emociones y los sentimientos derivados de su relación en pareja.

Temas:

  1. La elección de pareja: ¿por qué le dije sí a este hombre o esta mujer?
  2. Entre tú y yo: lo que nos separa y lo que nos une
  3. Yo te comprendo, tú me comprendes
  4. Escuchar al otro y comunicar sentimientos, emociones e intenciones
  5. Hablemos de sexo: plenitud y disfrute sexual
  6. El pacto

Duración: 12 horas distribuidas en 3 sesiones de 4 horas cada una.

Fechas: Sábados 1°, 8 y 15 de abril de 2017

Horario: 9:00 a 13:00 horas

Costo:

  • $650 por persona
  • Precio especial para parejas $1,000

Inscripciones e informes:

proyectoutopia.yuc@gmail.com

 

 

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑