Autora: Lucía Carrillo

Ensayo participante del Concurso “Imaginando a Utopía en el 2016”, realizado en el marco del Homenaje A 500 años de Utopía de Tomás Moro, el 29 de noviembre de 2016.

Cuando me preguntaban el significado de la palabra UTOPÍA me era un poco difícil explicarlo. A pesar de saber su significado, no lo podía expresar en palabras, sólo estaba en mi mente. Tal vez era por falta de conocimiento, investigación, etc. Ahora creo lo puedo describir con este pensamiento: “Utopía es una idea, un plan o un deseo que queremos que pase pero que es muy improbable que suceda en el momento en el que lo pensamos”.

Podría ser que al pasar muchos años se cumpliera, pero como dije anteriormente, sería muy incierto.  Esto es lo que pienso antes de empezar a leer el libro de Tomás Moro.  Después de leerlo, les diré si sigo pensando igual sobre la utopía o si mi opinión cambió. También describiré cómo sería para mí una sociedad ideal.

Bien, ya terminé de leerlo y pienso que el significado de la palabra utopía no cambió; sin embargo la sociedad ideal que muestra Tomás Moro en Utopía, no es la misma que yo imaginaba, pues presenta situaciones en las que difiero de ellas, pero creo esto lo podremos platicar durante el homenaje que se hará próximamente.

Ahora bien, yo describiría una sociedad ideal en tres palabras: respeto, salud y educación.

  • Que existiera respeto y empatía entre todos sus habitantes y que la sociedad se preocupara y ocupara por el bienestar del uno al otro.
  • Que tuviera un buen programa de salud, para que las familias pudieran gozar de bienestar y tener una buena calidad de vida.
  • Que contara con un buen sistema educativo, accesible para todos los niveles, ya que, en la medida en que las personas cuenten con una buena educación, podrán tener las herramientas necesarias para poder cambiar su mundo. Bueno, considero que esto último es realmente una gran utopía, porque existen enormes, y complejos obstáculos que intervienen en ello.

 Por último, quisiera citar dos frases célebres, una de Nelson Mandela:

“La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”.

Y la otra de Paulo Freire:

“Sólo en la educación puede nacer la verdadera sociedad humana”.

Anuncios